martes, 29 de marzo de 2016

Frankenstein / Mary Shelley

Título: Frankenstein
Autora: Mary Shelley
Traducción: José C. Valés.
Editorial: Espasa
Págs: 400
Sinopsis:
Recogido de entre los hielos del Ártico, Víctor Frankenstein cuenta su vida y si tragedia al capitán Walton: Cómo descubrió el secreto para dar vida a la carne muerta y cómo creó el monstruo que después se rebeló contra él y al que ahora persigue. La historia de Frankenstein, llevada al cine por primera vez en 1931, se convirtió a partir de entonces en uno de los referentes imprescindibles del mundo moderno.




Opinión: 

Al empezar a escribir mi opinión sobre este libro me pregunto que qué puedo decir que no se haya dicho ya sobre este gran clásico de la literatura de terror. Incluso quien no ha tocado un libro en su vida, sabe quien es Frankestein. Las adaptaciones en el cine han sido tantísimas que todos tenemos en mente una imagen de la criatura de Frankenstein.

Probablemente esta imagen sea la que pueda llevarnos, movidos por la curiosidad a ver qué nos puede contar el libro que no nos hayan contado ya las películas o las series de televisión.
Pues mucho. Sé que estaréis cansados de oírlo, pero un libro, si es un buen libro, siempre será mejor que las adaptaciones. Se profundiza mucho más en las ideas y en los personajes. Además, no sería la primera adaptación de un clásico en la que veo que se extraen y magnifican los aspectos más morbosos de la historia y se eliminan el resto. Incluso los más cruciales. Así, pues, leed el libro.

La historia se divide en tres partes narradas cada una por un personaje en primera persona. El primero son las cartas que Robert Walton, capitán de un barco que se dispone a entregar unos conocimientos geográficos, escribe a su hermana. En la segunda, el capitán se encuentra con Víctor Frankestein y es él mismo quien le cuenta que es lo que hace a la interperie en medio de un clima tan hostil. Intercala los pensamientos y discursos del monstruo que creó, pero lo leemos como si fuera la misma criatura quien nos los contase.
Creo que la primera persona es un acierto, ya que le añade afectación y fuerza a la narración. También facilita que nos metamos en la piel de cada personaje, sintamos sus angustias, sus miedos y su soledad.

El libro es del siglo XIX, por lo que su lenguaje puede resultarnos demasiado florido y ralentizar un poco el ritmo de lectura si no estamos acostumbrados a este tipo de narrativa.
La acción no transcurre de forma rápida o acelerada, pero como he dicho, es un libro de hace doscientos años, y en esa época no era habitual la "acción trepidante" de nuestra literatura actual. Es un libro para saborear y reflexionar, no para ir corriendo página tras página.

Personalmente, más que la historia en sí, lo que me atrapó fueron los temas que se tratan: el peligro del conocimiento, la condición humana, la compasión, el amor, la soledad.
No me gustaba demasiado el concepto de "moraleja" de lo que puede ocurrir por jugar a ser dios, porque me daba la sensación de que era como entorpecer el avance de la ciencia. Me sonaba a moralina medieval y me hacía arrugar la nariz, pero una vez me puse a leer pensé en otro matiz de ese "jugar a ser dios" y es el uso indiscriminado del conocimiento, el no pensar en las consecuencias.
 Por otra parte, el monstruo es feliz en su soledad e inocencia hasta que descubre a las personas, aprende a leer y su perspectiva de "necesidades" se abre de las meramente físicas a las humanas. Su ignorancia era la felicidad.

La narración del monstruo fue la que más disfruté. Creo que es como un pellizco en las neuronas. Por si acaso aún hay alguien que no conozca los entresijos de esta historia, tan sólo diré, que es emocionante leer sobre un personaje que puedes comprender, pero que a la vez te hace sentir aversión por él. Es un ser creado por un dios todopoderoso que lo abandona sin más. No es del todo bueno ni del todo malo y realmente sus comportamientos tienen mucho de humano, por mucho que su creador se empeñe en llamarle monstruo.

Tiene un desenlace bien atado, pero en nuestras cabezas se quedan abiertas las preguntas de qué es lo que debería haber hecho el doctor para que todo hubiera salido como el pretendía. Bueno, y también que impresiona que hace dos siglos una chica de diecinueve años escribiera algo así. 

¿Lo recomendaría? Sí, aunque el lector tiene que tener en cuenta que se trata de un libro antiguo.
¿Lo volveré a leer? Es probable

Puntuación: 8/10






5 comentarios:

  1. Lo que voy a decir sera tanto de manera objetiva y también como fan loca del libro: Frankenstein es lo mejor del mundo. He dicho.
    Muy de acuerdo con todo. Creo que es un libro de los que se debe leer porque hace reflexionar sobre si el monstruo se crea solo o lo crea la sociedad, o (en mi opinión) ambas cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha llamado mucho la atención este personaje, pero después de leer el libro la verdad es que creo que yo también me he vuelto una fan del libro y es posible que lo vuelva a leer antes de que acabe el año (y así de paso tomaré notas de los párrafos que más me gustaron.

      Creo al igual que tú que plantearnos si realmente el monstruo es así o lo que crean los demás es uno de las cuestiones más interesantes del libro.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Chari!!

    Vuelvo a la carga que a saber cuantos posts tuyos me he perdido (y solo he estado una semana de parranda por el mundo!) así que me voy a poner las Duracell y a repasar se ha dicho!
    Este libro lo leí obligatoriamente para clase de inglés ya hará unos añitos y fue un sopor. Supongo que no es lo mismo leer por gusto que por nota y para mí, por aquel entonces, fue una auténtica tortura.
    Es cierto que los libros normalmente dan mil vueltas a las adaptaciones, por ejemplo en la peli de Frnkenstein que hizo Robert de Niro había una escena que todavía me da pesadillas y que no me puedo quitar de la cabeza de lo gore que era y que sin embargo en el libro casi ni se menciona. Lo pasé fatal también viendo esa película (sí, a la profe de inglés no le bastó con hacernos leer el libro obligatoriamente que también nos tuvimos que tragar esa peli tan violenta). Estoy completamente de acuerdo en lo de saborear el libro, la lectura es para disfrutarla y no para poner la velocidad en plan Fast and Furious. A veces no nos damos cuenta, pero los auténticos monstruos somos nosotros. Solo hay que ver lo que le estamos haciendo al planeta. El libro salió de hecho al lado de una fogata con amigos, que se propusieron hacer una competición de 'la historia más terrorífica', y ahí les ganó Shelly por goleada. Era la Tim Burton del siglo XIX.

    Un besoteeeee!!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Hydre!:
      Sí, conozco la historia del origen de esta historia y creo que eso es lo que me empujó todavía más a leerla.

      He dicho un montón de veces lo fatal que puede resultar las lecturas obligatorias. Yo odio El Señor de las Moscas por lo mismo (entre muchos otros libros). Quizás si me hubieran obligado a leerlo no me gustaría tanto porque es un libro lleno de reflexiones y si justo te encuentras en un punto que te apetece un libro con más acción o algo más simple, seguramente no lo disfrutes.

      No he visto la peli que nombras, pero ya sabes que yo, pese a lo mal que lo paso con el terror, soy asidua a él y tendré que ver esa película ahora que ya me he leído el libro.

      ¡¡Besotes!!

      Eliminar
  3. Es un libro de los que quiero leer.
    Un beso

    ResponderEliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...