lunes, 13 de julio de 2015

No Soy un Serial Killer - Dan Wells

Título: No soy un Serial Killer
Autor: Dan Wells
Editorial: Planeta
Págs: 352
Sinopsis: John Wayne Cleaver tiene 15 años y sabe que es diferente. Pero no porque sólo tenga un amigo ni porque ayude a su madre en el depósito de cadáveres. John es un sociópata que reconoce en sí mismo los clásicos signos de ser un incipiente asesino en serie. Para no hacer daño a nadie, John se ha creado un conjunto rígido de reglas para controlar su naturaleza más oscura y tener una vida normal. Pero cuando empiezan a haber una cadena de horripilantes asesinatos en su ciudad, John utilizará sus conocimientos sobre los asesinos en serie para investigar quién tiene aterrorizado el vecindario. Sus pesquisas le llevarán a descubrir el asesino: su vecino. Éste no sigue el patrón de un asesino en serie porque es un ser sobrenatural que mata porque necesita órganos de otros seres para seguir viviendo. Entonces John decide que si quiere pararlo, tendrá que romper con sus propias reglas y convertirse en asesino también.


Opinión Personal:

Encontré este libro catalogado como "novela juvenil", lo que en un principio me tiro un poco para atrás. No es que tenga nada en contra de esto, pero pensé que un thriller juvenil podría ser algo flojo. 
Me equivoqué: primero porque no es para nada flojo, es un libro absorbente que se sale completamente de los convencionalismos de la novela policíaca y segundo porque, en mi opinión, aunque su protagonista tenga quince años, esta novela no acaba de encajar dentro del género juvenil, dado a esa atmósfera extremadamente oscura y a las descripciones tan cruentas sobre muertes y autopsias.

El narrador es John, un chico de quince años que ayuda a embalsamar cuerpos en la funeraria de su madre. Trabajo quizás no del todo adecuado ya que John es psicópata, y aunque tenga unas normas autoimpuestas para no hacer daño a nadie, le apasionan demasiado los cadáveres.
Un día, tiene lugar un asesinato en el pequeño pueblo en el que habita, Clayton, y John acaba involucrándose en la búsqueda del asesino.
  
Ha sido todo un acierto por parte del autor utilizar esa primera persona para relatarnos todo lo sucedido. Meterse en la piel de un psicópata alimenta nuestra curiosidad morbosa. Pero lo que es aún mejor, es como el autor ha conseguido que a pesar de la edad, situación y enfermedad mental del protagonista, nos metamos en su piel.
Se trata de un chico que no es capaz de sentir ningún tipo de empatía por el prójimo.No siente ningún tipo de vínculo emocional ni conexión con ninguna de las personas que le rodea, y sus aparentes muestras de afecto y sociabilidad son gestos que ha aprendido por imitación, no porque salgan de él. Y pese a todo esto, en muchas ocasiones, empatizamos con él, sentimos que podemos entender los extraños derroteros que sigue su mente. El autor ha hecho un gran trabajo con el personaje de John Wayne Cleaver.

El resto de personajes están bien perfilados, aunque no se ahonda demasiado en ellos (quizás porque quien nos narra la historia no tiene ningún tipo de interés en estas cuestiones).

Otro punto a favor de este libro es que aunque se nota que el autor se ha documentado para este libro, no nos suelta la información como si estuvieramos en un clase de criminología. El tema de los asesinos en serie y las patología sobrevuela toda la narración y al terminar el libro nos damos cuenta de que el autor ha sabido como enseñarnos sobre este tema sin saturarnos de información, introduciendo los datos de tal forma que ni siquiera nos estamos dando cuenta de lo que estamos aprendiendo mientras leemos.

La prosa es sencilla, el lenguaje muy bien conseguido, ya que se nota que nos habla un adolescente, pero sin caer en el argot juvenil. Sus toques de extraña madurez y sus malentendidos al no saber comprender las emociones humanas, dan lugar a situaciones bizarras y en ocasiones, divertidas. Esa mezcla de cinismo y oscuridad hace que la lectura avance de forma fluida y amena.

Hasta aquí todo genial, ahora viene lo que no me ha gustado tanto: La primera parte de la novela es claramente un thriller sin embargo, la segunda se convierte en otro género. Para no desvelar nada importante, diré que la historia se convierte en algo sobrenatural.
Ese cambio de registro no me convenció demasiado, además de que saber a mitad del libro quien era el asesino le quitó un poco de emoción a la historia. Aún así fue interesante seguirla para conocer la motivación del asesino y seguir los pasos del protagonista.
  
En conclusión, he disfrutado del libro, pero ha sido, en gran parte por como el autor ha indagado en la mente de un psicópata adolescente que lucha contra sus propios instintos, más que por la historia del asesino en sí.

Este libro es el primero de una trilogía, pero es autoconcluyente, así que si os pasa como a mí y no sois muy fanáticos de las sagas, podéis leer este libro sin problemas. Aunque es muy probable que también os pase como a mí y después de No soy un Serial Killer necesitéis leer la segunda parte.

 

 
 

6 comentarios:

  1. Hola! Parece interesante. Aunque como dices la historia sea normalita me llama mucho la psicología del psicópata ^^
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy interesante y además no es muy largo. ¡Perfecto para la lectura veraniega!

      Eliminar
  2. Uffff!! No se si podría leerlo. Soy demasiado empática para sumergirme en libros así. Digamos que me desestabiliza bastante. Aunque me declaro muy fan de Conan Doyle y Agatha Christie, pero por lo que describes no tienen nada que ver. Estos temas siempre me han parecido un tanto fuera de lugar y creo por la reseña, que más que en la sección juvenil -por el simple hecho que el protagonista tenga 15 años no quiere decir que lo sea- debería estar en la de adulto.
    Hala, y antes que se me olvide! Te he nominado al premio 'Bloguera con buen rollo' en el blog.
    Un besote Chari! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por el premio!
      Tengo el mismo problema con la empatía que tú :( Muchas veces he querido leer libros sobre la segunda guerra mundial pero sé que luego me quedaría con sensación de tristeza e impotencia... Pero en este caso, aunque el libro pueda resultar algo sombrío, no es triste, sino diferente.
      Y como digo, de juvenil, nada de nada.

      Besos.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Creo que no me importaría leerlo si se cruzase en mi camino.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que te guste si lo lees ;)
      Besos.

      Eliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...