domingo, 16 de julio de 2017

Devon Crawford y los Guardianes del Infinito / Carlos J. Eguren


Título: Devon Crawford y los Guardianes del Infinito
Autor: Carlos J. Eguren
Editorial: Amazon
Páginas: 445
Sinopsis:
"Devon Crawford era chica muerta. Algo que, como a ti, debería importarme poco excepto porque yo soy Devon Crawford".

Devon, la Chica Steampunk, quiere cumplir quince años. No por los regalos o ser una quinceañera, sino por un secreto: volver al anticuario de su desaparecida tía Aurora.

Acompañada de su sidekick, la lolita gótica Gwen, Devon encuentra la tienda, que resulta ser… ¡La Tienda Infinita! El lugar donde se venden, compran y cambian objetos mágicos, además de puerta a todas las dimensiones (sí, hay más de una). Ah, ¡y Devon es su nueva dueña y protectora! Y, por cierto, ¡hay un complot en marcha para destruirla a ella y a todo el multiverso! En resumen: ¡el mejor cumpleaños de la historia!

Con ayuda de Theophilus (jefe de seguridad, afable rinocenoide), Mundungus (jefe de atención al público, ardilla con metralleta), el detective hechicero Blake (entrometido, traumatizado) y muchos más (duendes, un djinn, un kraken, un gatosaurio…), Devon hará frente a la amenaza. Posee una última carta: ¡contar contigo para salvar nuestro multiverso! ¿Te unes? ¡Venga! ¡Hay que salvar algo más que el mundo, el multiverso!




📚 Opinión Personal:

Aunque ahora la autopublicación no tiene tan mala prensa como la tuvo en sus inicios, parece que todavía no se libra de esa lacra de la "poca visibilidad" y es que hoy en día, lo que no se publicita, no existe. Es por ello, que estoy haciendo dos cosas:

1. Deshacerme de prejuicios sobre la autopublicación, como ya comenté en la primera reseña que escribí de Carlos J. Eguren, Hollow Hallows.
2. Dar publicidad a aquellos libros y autores que a mi parecer, lo merecen.

¿Merece la pena leer Devon Crawford y los Guardianes del Infinito? Comencemos.

La protagonista de esta historia es Devon, una chica steampunk de quince años completamente alejada de los patrones a los que nos tiene acostumbrados la literatura juvenil: ni se pasa el día suspirando por su amor ni intentando mostrar al mundo lo "única y diferente" que es. Se trata de un personaje con mucho sentido del humor y carácter.



Dibujo realizado por el alumnado del autor (IES Tomás de Iriarte)
 "Si esperas que esta sea la historia de una quinceañera que se enamora de un chico malo con poderes como el cambio de carácter inesperado y que entra en el mágico universo de la anulación de la personalidad o alguna cosa de este estilo, como una huérfana que descubre que es la elegida por un profecía salida de una galletita de la suerte, he de pedirte que te marches y busques otro libro, porque este no es el que estás buscando..."







 La historia comienza con un planteamiento bastante original: Devon está muerta. La historia, nos la cuenta ella en primera persona desde el más allá. No se trata por ello de una historia lúgubre. Esta novela, como ya se puede imaginar por su sinopsis y su preciosa portada, pertenece al género de la fantasía juvenil, y como tal, su tono es simpático, amable y algo cómico.

 La novela trata, por tanto, de narrar los sucesos que llevaron a Devon a tan trágico final. Todo comienza junto a su inseparable amiga Gwen, una chica que viste de Lolita, dulce y divertida que saca más de una sonrisa al lector con sus ocurrencias. Al igual que Devon, se trata de un personaje fuerte, que no duda en arremangarse y enfrentarse a sus miedos cuando es necesario.

Juntas, se internan en la tienda de Aurora, la tía de Devon y se encuentran con un lugar bastante peculiar: La Tienda Infinita. Allí se codearán con personajes de lo más variopintos: una ardilla con escopeta (Mundungus), un rinoceronte humanoide (Teophilus), un felino que parece compartir genes con un dinosaurio (Gilder)... 

Quizás en este punto tenga algo que objetar: en un inicio la historia se me hizo algo difícil de seguir, porque, aunque sus voces estén diferenciadas, son tantos los personajes que me costaba recordar quien era quien. Sin embargo, en cuanto te enganchas a la historia, este obstáculo se salva con facilidad. Y no es difícil engancharse a la historia.



Fanart creado por Kilian

Devon Crawford y Los Guardianes del Infinito nos presenta una trama muy atractiva: Devon es la custodia de esta dimensión y regentará la tienda que le pertenecía a su tía, una tienda llena de artículos mágicos a los que acuden clientes de todas las dimensiones. Por supuesto, después del asesinato de su tía Aurora, la gerencia del local no será nada tranquila. Constantemente tendrá que enfrentarse a nuevos peligros, además de tener que proteger el Multiverso junto al resto de custodios de cada dimensión. También habrá que descubrir quien acabó con la vida de su tía, aunque fuera una mujer que no parecía guardarle demasiado cariño.

Es en este punto cuando se comienzan a agregar temas como los universos paralelos y los viajes en el tiempo. Aparecen una especie de "fuerzas del orden" mágicas: LABERINTO Y MINOTAURO.
Laberinto cuenta entre sus agentes con nada más y nada menos que el mismísimo Bécquer.


Insignias de la Tienda Infinita, Minotauro y Laberinto.

 

 La parte "mágica" de la trama se intercala con la vida personal de Devon, y aunque sé que en este tipo de historias, la parte fantástica suele tener más peso, me he quedado con más ganas de saber sobre la madre de Devon , que es psiquiatra y sobre Neil, su hermano pequeño.

Tanto la resolución de los conflictos como el desenlace final de la trama, tiene un final imprevisible. Tenía ciertas teorías respecto al asesino de Aurora y de quienes eran los "malos" y los "buenos", pero me sorprendió mucho el giro inesperado que sucede en cierto punto.

Respecto al lenguaje es sencillo, directo y con múltiples referencias a Harry Potter, El Señor de los Anillos y  Star Wars entre otros. Abundan los diálogos y el ritmo es bastante rápido. Es una narración en la que siempre hay acción. Esto, sumado a la división en capítulos no demasiado largos, hacen que la lectura sea ágil y amena.

En cuanto a la acción que sucede en el transcurso de la historia, me sucedió un poco como con los personajes: son muchos (quizás demasiados) los conflictos y acción que se sucede en poco tiempo, y aunque esté bien escrito y construido, hubiese deseado que el autor ahondara más a la hora de explicar las nuevas situaciones y personajes ante los que nos encontrábamos No porque no se entendiese, sino por deleite lector.

Aún con los peros, y siendo un género al que no soy asidua, esta es la segunda vez que leo este libro. La primera vez que lo leí tenía menos tiempo y acudí a sus páginas como lectora 0. Esta vez he podido tomarme mi tiempo para sumergirme en la historia y he de admitir, que la he disfrutado.
 
👍¿Lo recomiendo? Sí, sobretodo si eres aficionado al género juvenil y/o fantástico. 
Te dejo aquí el link para que tú también te sumerjas en el Multiverso.

👍Puntuación: 7'5/10 



 📀 BONUS TRACKS: 




💿 Otras reseñas de Devon Crawford y los Guardianes del Infinito: 

Sueños Fuera del Silencio
Escribiendo en Rojo (Incluye Playlist que el autor hizo para este libro)
Tengo un libro para ti (Incluye entrevista)



💿 Blog del autor: El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos




domingo, 9 de julio de 2017

A Salto de Mata: Crónica de un Fracaso Precoz / Paul Auster

Título: A Salto de Mata: Crónica de un Fracaso Precoz
Autor: Paul Auster
Editorial: Anagrama
Págs: 160
Sinopsis:
En A salto de mata se cuenta la historia del joven escritor Paul Auster, sus años de entrada en la literatura y en la vida, hasta poco después de los treinta años y de la muerte de su padre, límite que marca el inicio de sus obras más personales y definitivas. Pero este conmovedor -y también picaresco y divertido- relato de las peripecias de un joven empeñado en sobrevivir sin traicionar su más profundo deseo, es también un lúcido escrito sobre el dinero, tema inusual en la literatura contemporánea. Para los padres de Auster, el dinero siempre tenía la última palabra. El dinero hablaba, y si uno seguía sus argumentos, aprendería el lenguaje de la Vida.




📚 Opinión Personal:

A Salto de Mata es el tercer libro de Paul Auster que cae en mis manos. Como los dos anteriores (Experimentos con la Verdad y La Invención de la Soledad), este también es autobiográfico.

Es curioso y algo sacrílego que todavía no me haya aventurado en la lectura de alguna de las novelas de ficción que tiene el autor. Quizás para muchas personas la vida de Paul Auster no tenga nada de especial, pero a mí me resulta fascinante como narra sus venturas y desventuras tanto en la vida como en la literatura (¿no son la misma cosa para un escritor de verdad?).

El autor comienza hablando de sus padres y del dinero: su padre era un hombre tacaño, mientras que su madre era una mujer que no entendía porque debían privarse de una buena vida si podían permitírsela. Auster crece con esta dualidad dentro de sí: es fiel a sus principios; no deja que aquello que separó a sus padres, lo divida a él también. El dinero funciona como hilo conductor de esta historia, ya que el autor nos muestra como el luchar por vivir como uno piensa conlleva mucho esfuerzo y sacrificio, pero no desde el podio de aparente nobleza del idealismo, sino desde la humildad.

El autor no quería un trabajo estable. Él quería escribir y vivir, pero no era iluso; sabía lo difícil que era ganarse la vida de este modo.  
Leer estos pasajes me encantó porque plasma muchas veces pensamientos que se me han cruzado por la cabeza, esos por los cuales uno mismo se reprende porque "no son lo que a uno le conviene"



"Mi problema era que no quería llevar una doble vida. No es que no quisiera trabajar, pero la idea de fichar en algún sitio de nueve a cinco me dejaba frío, totalmente desprovisto de entusiasmo. Con veintipocos años me sentía demasiado joven para sentar cabeza, demasiado lleno de proyectos para perder el tiempo ganando más dinero del que quería o necesitaba. En el aspecto financiero, sólo pretendía arreglármelas".

Me fascina leer la vida de un ESCRITOR de verdad, de esos a los que se les puede etiquetar en mayúsculas con este díficil oficio, esos que no se meten en la literatura porque les apetece contar una historia barata, o por fama o por moda, sino porque de verdad lo sienten, lo sudan y lo sangran. Leer sus ideas y pensamientos me devuelve la fe en la literatura y me recuerdan porque adoro escribir (aunque no tenga ni la mitad del talento que ellos tienen).  

 "La culpa era sólo mía. Mi relación con el dinero siempre había sido imperfecta, enigmática, llena de impulsos contradictorios, y ahora pagaba el precio de negarme a aceptar una decisión clara al respecto. Desde siempre, mi única ambición había sido escribir. Lo sabía desde los dieciséis o diecisiete años, y nunca me había hecho ilusiones de que podría ganarme la vida escribiendo. El escritor no “elige una profesión”, como hace el médico o el policía. No se trata tanto de escoger como de ser escogido, y una vez que se acepta el hecho de que no se vale para otra cosa, hay que estar preparado para recorrer un largo y penoso camino durante el resto de la vida. A menos que se resulte ser un elegido de los dioses (y pobre del que cuente con ello), con escribir no se gana uno la vida, y si se quiere tener un techo sobre la cabeza y no morirse de hambre, habrá que resignarse a hacer otra cosa para pagar los recibos. Yo comprendía todo eso, estaba preparado para ello, no me quejaba. En ese aspecto tuve una suerte inmensa, y la perspectiva de ser pobre no me asustaba. Lo único que quería era una oportunidad de realizar la obra que sentía en mi interior".

 A Salto de Mata es un libro que más que reflexionar sobre la literatura, reflexiona sobre la propia vida; no se trata de uno de esos libros al estilo de Mientras Escribo del genial Stephen King ni Zen, El Arte de Escribir del gran Ray Bradbury, que inspiran a escritores en ciernes. Es un libro que invita a una reflexión sobre la propia vida y el sistema social en el que nos movemos.

El libro en general se ha convertido en mi favorito de Auster hasta la fecha, pero tengo que señalar que hay un aspecto de esta novela que destaca sobre los demás: los personajes secundarios. No sé cuanto de real y cuanto de inventado hay en las personas que un joven Paul Auster va encontrándose por su camino, pero la construcción de sus personalidades y la plasmación de ésta, me parecen brutales. Son personajes, que como suele decirse, se salen del libro. No sólo destaca la peculiaridad de éstos, sino como cada uno provoca decenas de preguntas en la mente del lector sobre las causas del comportamiento y vida que muestran. Además, funcionan como críticas a la sociedad sin caer en absoluto en estereotipos o clichés.

El único pero que se le podría encontrar a este libro es que no tiene separación alguna en capítulos sino que va narrando una experiencia tras otra sin más. Esto podría resultar pesado en otro tipo de libros (o en uno más largo), sin embargo, en mi opinión, lo que sucede es que no puedas dejar el libro "para otro ratito" sino que sigas hasta que no te quede más remedio que cerrar el libro (me lo leí en dos tardes casi sin darme cuenta).

Después de haber tenido que sufrir malas y pesadas lecturas ( La Chica que Dejaste Atrás), leer a Paul Auster ha sido un soplo de aire fresco que me ha devuelto el ansia lectora.


👍¿Lo volveré a leer? Por supuesto.

👍¿Lo recomiendo? Sí, aunque no a todo tipo de lectores: en este libro no se presenta una historia para que "te entretengas" sino para que la reflexiones. Además, puede que los temas expuestos no lleguen a tocarte tanto como para que te resulten interesantes.

👍Puntuación: 9/10

 

📀 BONUS TRACK: Os dejo los links de otros blogs que también han comentado este libro y cuyas reseñas me han resultado interesantes:

💿 Espacios en blanco
💿 Papel en Blanco






sábado, 8 de julio de 2017

La Chica que Dejaste Atrás / Jojo Moyes

Título: La Chica que Dejaste Atrás
Autora: Jojo Moyes
Editorial: Suma
Págs: 528
Sinopsis:
En 1916 el artista francés Édouard Lefèvre ha de dejar a su mujer, Sophie, para luchar en el frente. Cuando su ciudad cae en manos de los alemanes, ella se ve forzada a acoger a los oficiales que cada noche llegan al hotel que regenta. Y desde el momento en que el nuevo comandante posa su mirada en el retrato que Édouard pintó a su esposa nace en él una oscura obsesión que obligará a Sophie a arriesgarlo todo y tomar una terrible decisión.
Casi un siglo más tarde, el retrato de Sophie llega a manos de Liv Halston como regalo de boda de su marido poco antes de su repentina muerte. Su belleza le recuerda su corta historia de amor. Pero cuando un encuentro casual revela el verdadero valor de la obra, comienza la batalla por su turbulenta historia, una historia que está a punto de resurgir, arrastrando con ella la vida de Liv.

Fuente: Casa del Libro 

Opinión Personal: 

La Chica que Dejaste Atrás es el segundo libro de la 2ª edición de la  🐱#LC4GATOS🐱 organizada por El Blog de Hydre Lana y Bohemian Creative. Les agradezco desde aquí su esfuerzo para que todas pudiéramos tener acceso al libro y además, en las mejores condiciones.

También agradezco no haber invertido un céntimo en este libro.

Debo admitir que, aunque había oído el nombre de la autora en numerosas ocasiones, nunca me hubiera acercado a ella por voluntad propia. Primero porque cuando un libro tiene tanto bombo desconfío muchísimo y segundo porque por las portadas de sus libros y lo que había leído por ahí, sus libros me resultaban demasiado cursis y sabía que me iban a aburrir. No obstante, al ver que este libro tenía un transfondo histórico, pensé que podría ser interesante. Craso error.

Hasta aquí todo lo que estoy diciendo es completamente subjetivo. Sé que hay personas tan aficionadas a la romántica como yo al terror o a la ciencia  ficción, y creo que ambas opciones son respetables. Sin embargo hay algo que no lo es: que te vendan como "obra magistral" un libro de tan baja calidad y con tantos fallos.

Comencemos.

📕PRIMERA PARTE DEL LIBRO (1916)

Sophie regenta un hotel en St. Peronne junto a su hermana en los inicios de la Primera Guerra Mundial. Los soldados alemanes se instalan a la fuerza en el hotel de las hermanas y les obligan a cederles alojamiento y cocinar para ellos. El kommandant parece más culto y considerado que los demás: deja que las hermanas y sus hijos coman, y tiene conversaciones sobre arte con Sophie, quien está obsesionada con el retrato que su marido le pintó cuando se conocieron.

Sobre este telón de fondo empezamos a observar los primeros errores: según me comentó Isa de Isartblog, en ese año los alemanes no estaban ocupando Francia. Toma ya, la primera en la frente.
Después fui comentando el libro con Iris de El Blog de Hydre Lana (vais a alucinar con lo bien que se ha documentado para escribir su reseña, a ver si Jojo Moyes la lee y aprende algo de ella). No podía creer que hubiesen tantos fallos históricos garrafales, que podrían haberse evitado fácilmente con una búsqueda rápida en Internet (no soy ninguna experta en historia, así que los errores a los que me refiero, no son de esos rebuscados al estilo de "nombra tal canción y esa canción realmente no se creó hasta dos semanas después" sino al estilo de "hablo de obras de arte y meto el Tratado de Versalles porque me gusta como queda ahí").

Después una continúa leyendo y se da cuenta de que no se sumerge en la historia. Algo sucede pero las descripciones de la autora no te transportan a ese año, es como si hubiera escrito una historia en la que hubiera metido con calzador 3 o 4 sucesos históricos que fueran conocidos para el gran público y así poder decir: "¿Véis? Es novela histórica, todos sabéis de que estoy hablando."


Caja: historia. Gato: sucesos históricos sumamente conocidos.


Por más que insultes a los alemanes y hables de hambre y delgadez, son necesarias más cosas para construir una buena ambientación. Respeto y admiro a los escritores que saben como hacerte sentir en una determinada época porque comprendo la dificultad que esto representa, requiere mucho trabajo. Trabajo que Jojo Moyes no ha hecho. La narración es pobre y los detalles lo mismo podían ser de la Primera Guerra Mundial, que de la Segunda. De hecho, más de una vez veía a Sophie como judía, pero claro, la historia del cuadro exigía que conociese a Matisse, así que nada, todos franceses cuadre o no.

En una época en la que los franceses tenían tanto la soga en el cuello que hasta debían sudar miedo, se nos narra la vida de los habitantes de un pueblo de Francia de forma muy "blandita": han mandado a sus maridos al frente, se mueren de hambre, les han impuesto tropecientas normas estúpidas cuya infracción puede costarles la vida, pero no siento de verdad su miedo, ni su desesperación. Incluso cuando se ponen en contra de sus vecinos, es una lucha floja, sin fuerza. Entiendo que la autora no quisiera hacer un libro cruento que se recreara en el dolor, pero lo que muestra del pueblo es tan flojo que parece que lo que se jueguen sea el cierre de la piscina local en vez de su propia supervivencia. 


Mirador de Montepinar: St Peronne versión española.


Por otra parte, también es importante señalar que los pequeños pueblos son idóneos para esbozar personajes pintorescos con personalidad propia, de esos que puedan suplir las carencias de tu narrativa y hacer que los lectores hagan la vista gorda ante la falta de rigor  histórico... Pero ni con esas: personajes sin voz, que se confunden unos con otros. 

Para finalizar con el análisis de esta primera hablaré (sin spoilers) del trato entre el Kommandant y Sophie: se le podía haber sacado muchísimo más partido. La autora podría habernos incomodado poniéndonos en la piel de cada personaje de forma profunda, hasta hacernos dudar incluso de quienes son "los buenos" y quienes "los malos". Sin embargo nos da un "quiero y no puedo" que lo deja todo en agua de borrajas. Parecía que tuviera miedo de trastocar demasiado nuestras débiles e inocentes mentes.

Al final, Sophie es una delicada flor de jardín, buena y noble que sólo ama a su marido. Y hala, que les den a su hermana, a los niños y a todo el mundo. Lo importante es el amor, ¿verdad, chicas? Puaj.


📕SEGUNDA PARTE DEL LIBRO (2006)

Y si crees que con la primera parte se ha lucido, espera que aún no te he contado de qué va la segunda.

Liv es la protagonista de esta segunda parte: tiene 30 años, es viuda y trabaja de freelance como redactora. Tampoco podría aseguraros esto último porque casi no se habla de ello, total, la carrera de una mujer no es importante, mejor cuéntame como dejó todo tirado por irse detrás de un hombre... Ahí si que tienen razón lo que nos venden del libro:

Dos mujeres separadas por un siglo pero unidas por su determinación a luchar por lo que más aman.
A cualquier precio.

Incluso al precio de hacer el idiota. Y lo que más aman siempre tiene que ver con un hombre. Maravilloso.

No os quiero aburrir con esta historia porque bastante me he aburrido yo, pero como podréis suponer, Liv tiene el cuadro de Sophie en su casa. Bueno, en la de su marido, que recordemos que ella ha abandonado su carrera para cuidar de su marido y vestirse y arreglarse como él mande.

"Se ha pintado las uñas de los pies  y se las ha limado en lugar de atacarlas con el cortauñas. A David nunca le importaron esas cosas, pero David ya no está"

Porque claro, si a David le hubiera importado, ella hubiera ido a hacerse la pedicura semana sí, semana también. Lo que viene siendo una mujer independiente y con personalidad, vaya.

Ella conoce por casualidad y en una situación nada previsible (nótese la ironía) al hombre con el que se enzarzará en una lucha por ese cuadro que, en teoría, no le pertenece de forma legítima. Mientras tanto, tendremos que sufrir los encuentros y las conversaciones estúpidas entre Liv y Paul:

"Tiene cuadritetas.
¿Cuadritetas?
El sujetador es demasiado pequeño. Hace que parezca que tiene cuatro tetas.
Paul suelta tal carcajada que empieza a atragantarse. No recuerda la última vez que se rio tanto".
Paul se lo pasaría pipa con una película de Pajares y Esteso.

A ninguna mujer le gustan los zapatos grises, creéme.
Paul arquea una ceja  y deja la copa (yo aquí arqueé las dos y me dieron ganas de tomar una copa).
¿Ves? Esta es la razón por la cual a los hombres les resulta más fácil dividir moléculas o invadir países que averiguar lo que pasa por la cabeza de una mujer.


Creo que esto no necesita ningún comentario adicional, ¿verdad?
He hecho muchísimas fotos a los comentarios absurdos de Liv y las conversaciones estúpidas que mantiene con Paul, pero creo que ya es suficiente. Especial mención merece ese momento en el que ella no se siente preparada para acostarse con él, pero él le insinua que lleva "demasiado tiempo en su espacio..." y claro, ella acaba cediendo. Sí, señor, así se defiende nuestra libertad sexual.


Si no tenéis bastante con los comentarios machistas y el fomento de relaciones insanas, os traigo más.
Cuando Liv se enfada se convierte en Hulk. O quizás en Hellboy, no lo tengo claro. Cuando dice que se enfada tanto que se vuelve "radiactiva", no acabo de saber exactamente que superhéroe es.
Y no es este el único símil idiota que da. Hay metáforas que dan ganas de llorar (y lástima que no me las apuntase, pero es que mi cuerpo ya no daba para tanta incongruencia).
Eso por no hablar por esos fallos de traducción al estilo de "sustraí" en vez de sustraje.


Liv, ¿eres tú?

Ya que por estos lares nos gusta tanto hablar de "la pluma de la autora", creo que es necesario señalar algo: no es lo mismo utilizar una prosa sencilla y directa, sin florituras, que una prosa mala y pobre . Se puede emplear un lenguaje informal que aporte fluidez a la lectura, pero eso no quiere decir que la narración no tenga que trabajarse. Hay grandes autores como Salinger, que mostraban diálogos que parecían sacados de la misma calle, pero esto tan sólo era una ilusión creada con mucho trabajo, esfuerzo y, por supuesto, talento.
(Por si no queda claro, la prosa de esta autora es de la mala y poco trabajada).


Lo único que se me hizo interesante por pura curiosidad es el final, cuando empiezan a intercalar momentos de Liv con los de Sophie, porque tenía ganas de saber donde había acabado finalmente Sophie y bueno... Otra decepción enorme. Creo que el único personaje del que me hubiera gustado leer más es de Liliane.
Respecto al final de Liv, supongo que a estas alturas ya podéis imaginar cómo acaba y gracias a quién, ¿no? Pues eso.


Personajes planos, situaciones predecibles, narración pobre, machismo...


Para rematar la faena, en los agradecimientos, la autora me confirma mis sospechas: ha utilizado un único libro para documentarse. UNO. Eso de contrastar fuentes se ve que no va con ella. Lo mejor es que para excusarse dice que en su país es lo que ha encontrado. ¿Alguien me puede decir si Jojo Moyes es amish? Quizás vive en el monte, sin acceso a Internet y por eso no puede ver documentales ni leer más libros y artículos académicos. Sobretodo le vendría bien uno que se titulase "Cómo Documentarse para Escribir Novela Histórica".

Estoy de acuerdo con lo que me ha comentado la autora en Twitter sobre que "no se puede gustar a todo el mundo", pero también creo que lo que he expuesto aquí no tiene que ver con gustos sino con calidad. Y sí, también es cierto que no todos exigimos la misma calidad.

¿Lo recomendaría? Si te haces esa pregunta es que no has leído mi reseña.
Puntuación: Creo que no es necesario ponerla en esta ocasión.












domingo, 25 de junio de 2017

El Tercer Testamento / Christopher Galt

Título: El Tercer Testamento
Autor: Christopher Galt
Editorial: Roca
Págs: 397
Sinopsis:
Todo lo que tiene que pasar en el futuro ya está escrito. No hay escapatoria. No se puede cambiar y además lo vivirás antes de que suceda.

Un extraño acontecimiento se reproduce en todo el mundo: la gente ha empezado a tener visiones que la lleva a situaciones del pasado o el futuro, que la aterroriza y la conmueve. Hasta puede experimentar físicamente aquello que cree que está viviendo y llegar a morir. Nadie entiende lo que sucede. Nadie está a salvo.

Un adolescente francesa presencia la ejecución de Juana de Arco; una mujer china se encuentra enfrentándose a vida o muerte con una animal prehistórico... Y a la presidenta de los Estados Unidos la acechan visiones de sus predecesores en el cargo.

En un mundo en que la ciencia se ha constituido como garante del conocimiento y la razón no deja lugar a explicaciones que parecerían esotéricas, estos acontecimientos inexplicables no tienen cabida. Y sin embargo, sí que están sucediendo. Lo que parece una epidemia de alucinaciones se extiende por todo el globo y no respeta fronteras, razas, edad, sexo o condición de cordura. Ni siquiera existe un común denominador que permita tirar del hilo para descubrir cuál es la enfermedad que las causa, si la hubiera. ¿Será posible que la historia haya encontrado la manera de repetirse incesablemente? ¿Tendrá todo esto que ver con el proyecto de neurociencia en el que participa John Macbeth y que busca crear una inteligencia artificial autónoma? En un mundo en el que la ciencia se ha constituido como garante del conocimiento y la razón no deja lugar a explicaciones esotéricas, estos acontecimientos inexplicables no tienen cabida


🤖 Opinión Personal:

Tengo una especial fijación por todo aquel documental/película/libro que hable sobre los límites de la realidad y los universos paralelos, así que es lógico que me llevara el libro a mi casa nada más verlo. Amor a primera vista. ¿Me gustó? Por supuesto, pero le encontré algunos peros.

Comencemos.

La historia cuenta varias tramas que están enlazadas entre sí. A través de los ojos de un policía y un psiquiatra, entre muchos otros, somos testigos de como se suceden un suicidio tras otro sin ninguna razón aparente. Al mismo tiempo, cada vez más personas comienzan a tener alucinaciones con épocas pasadas. Algunas de ellas tan solo experimentan episodios, mientras que otras se quedan en un estado casi catatónico. A estas víctimas las llaman soñadores. A medida que avanza el libro, las alucinaciones van adquiriendo tal dimensión, que producen efectos físicos tales como quemaduras e incluso parecen provocar terremotos.

La frase "Estamos convirtiéndonos" aparece pintada por todos lados. Un psiquiatra es llamado por la presidenta para ayudar en el caso particular de ésta, mientras que en la otra parte del país se está desarrollando un sistema de inteligencia artificial autónoma.

Como en todo misterio de este calibre, en la historia se enfrentan dos vertientes ideológicas: la religiosa y la científica. Hay una secta fundamentalista que interpreta esta epidemia de alucinanciones como el fin del mundo, o como ellos llaman "El Arrebatamiento". La ciencia por su parte, trata de encontrar el motivo psicológico, y mientras tanto, el autor nos ofrece información de lo más curiosa sobre múltiples enfermedades mentales:


"[...] los que padecen el mal de Capgras creen que sus amigos y sus familiares han sido sustituidos por impostores idénticos; el síndrome de Fregoli hace que creas que todo el mundo es en realidad la misma persona disfrazada. El de Cotard te convence de que estás muerto..."


(Si, como yo, sois fans de Perception y/o House, seguramente os suenen estos trastornos)


Es una historia que tendría muy buen funcionamiento cinematográfico, sin embargo en novela, tengo que hacer una advertencia: es un libro complejo. No es para eruditos, ni mucho menos, pero sí que es cierto que es necesario tener unos conocimientos básicos. Conocimientos que han podido ser adquiridos viendo documentales y leyendo ciencia ficción como una servidora (no os penséis que soy ninguna experta en estos temas; tan solo soy aficionada y muy curiosa). Es decir, si nunca has leído ciencia ficción o has tenido contacto con estos temas, quizás no sea el libro más indicado para comenzar, sin embargo, si como a mí te pirran estos temas y no es la primera vez que lees sobre ellos, adelante.


Si estás familiarizado/a con Matrix y te gusta, es muy probable que te guste este libro.



Todas las características de El tercer Testamento, operan en conjunto para conseguir el estilo tanto en forma, como en ritmo de un thriller: Es un libro bien documentado y trabajado, con una prosa sin florituras, directa y sencilla (teniendo en cuenta ciertos conceptos bastante técnicos que maneja). Capítulos cortos que intercalan distintas tramas y personajes principales.

La primera mitad del libro es fascinante: los fenómenos extraños vistos desde los ojos de diferentes personajes nos hace estar en varios sitios a la vez y las ganas de saber más enganchan por completo. Ofrece información tanto científica como psiquiátrica de tal forma que no se hace pesada sino interesante y útil para comprender el desarrollo de la historia.

No obstante, justo en la mitad del libro, me dio la sensación de que estaba leyendo escenas repetidas. Me explico: como he dicho al principio, la gente está comenzando a tener alucinaciones y aunque en un principio es interesante leer las situaciones y épocas con las que los afectados alucinan, llega un punto en que este esquema se hace repetitivo y provoca que el elemento sorpresa desaparezca y se pierda la emoción por la lectura (esto sucede durante 50 páginas aproximadamente).

Por suerte, hay un personaje (Deborah) que hace que no nos durmamos entre estas escenas. Su concepción de la realidad es tan extraña que cuesta saber si es un genio o está demente:



 “¿Nunca ha barajado la posibilidad de que todo esto, todas la cosas y las personas que lo rodean, no existan más allá de su cabeza? ¿Cómo sabía, por ejemplo, que yo estaba aquí antes de entrar en el cuarto?”


Finalmente el libro arranca y las últimas 100 páginas se convierten en una carrera vertiginosa hacia el final (y la verdad). Una verdad que nos deja helados, pensativos, confusos e incluso puede que algo angustiados. Las ideas que se desarollan en el libro son como una explosión en la mente.

Efectos similares a los que produce esta película (que me encanta): ExistenZ



El pero más grande de este libro son los personajes. Da la sensación de que, pese a que están bien construidos, a veces no se les da toda la voz propia que merecen. En mi opinión, no creo que se deba a un descuido del autor, sino a un objetivo concreto: que el final tenga todavía más sentido (no puedo explicar por qué sin hacer spoiler. Si alguien lo ha leído me encantaría que me dijera que piensa al respecto). Por otra parte, también creo que en esta historia lo importante no son los personajes sino la historia.


Lo que para mí si que ha sido un error por parte del autor es la cantidad de personajes que desfilan en la novela. Dado a que no poseen características especialmente diferenciatorias, cuando se acaba un capítulo y comienza el siguiente (con una ubicación diferente) a veces cuesta situarse en quién era quién y qué estaba haciendo. Se supera en las primeras líneas, pero esta sensación me descolocó un poco.

En definitiva, aunque algunas partes del libro se me hicieron algo más pesadas, El Tercer Testamento es un libro que disfruté, que me hizo replantearme muchas cuestiones y cuyas escenas y conceptos permanecerán mucho tiempo en mi mente.


Pros:
✅ Trama interesante y adictiva
✅ Ritmo vertiginoso y emocionante del thriller
✅ Historia bien documentada y trabajada
✅ Invita a la reflexión

Contras:
❌ Tiene 50 páginas que se hacen pesadas.
❌Demasiados personajes que cuesta diferenciar entre ellos.


¿Lo recomendaría? A aficionados a la ciencia ficción y el tecnothriller, por supuesto.
¿Lo volveré a leer? Es muy probable
 Puntuación: 8/10



* BONUS TRACK:

 Os dejo aquí otras reseñas que he encontrado sobre este libro y que me han resultado interesantes:

🤖 Fantasymundo
🤖 Propera Parada
🤖 El País 




lunes, 19 de junio de 2017

Iniciativa Bloggers Feministas (IBF)

No voy a alzarme cual adalid de la igualdad de género. 

Yo misma he estado ciega mucho tiempo y he cometido muchos errores, tanto en mis relatos como en mis reseñas. Tenemos tan interiorizados los roles de género y los estereotipos, que vemos normal que la chica se dé cuenta de que se ha enamorado del chico justo cuando éste le salva de algún peligro que sólo él podía salvarla, porque ya sabes, es hombre y tiene que rescatarla. Si aún no has abierto los ojos es bastante probable que no veas nada extraño en que para que el libro tenga un final feliz la chica tenga que encontrar el amor de su vida. 


No te agobies. Yo también fui fan de estos dos y su historia.

Hasta que tu cerebro no te da una sacudida, no te das cuenta de que no es lógico que pensemos que para que el amor sea maravilloso y fantástico tiene que pasar por miles de pruebas, en las que no importa humillarse, dejar de un lado la propia vida o incluso que haya violencia física o psicológica.

No nos representais.
Sin embargo, llega un día en el que te das cuenta de que esa chica ñoña, vacía que sólo vive para el amor no te representa, que tú puedes amar, pero que no vas a permitir que te cambien.
Que puedes ser feliz con alguien a tu lado, pero también puedes serlo estando sola.

O que, como chico, no te sientes identificado con ese ser dominante, siempre fuerte y dispuesto. Ese ser que todo lo que tiene de "seductor", lo tiene de tonto, porque las mujeres "lo enredan" y que no sabe casi ni atarse los zapatos.

 Llega un día en el que sientes que tienes que alzarte en contra de ese "sin ti no soy nada" "mi vida no tenía sentido hasta que te conocí",  "entender a una mujer es muy difícil para un hombre", etc, etc.



Es aquí donde llega la iniciativa de El Blog de Hydre Lana.



¿Te tienen hasta el mango? ¿Estás hasta la peineta de ver roles de género prototípicos? ¿De relaciones tóxicas? ¿De que la mujer no es nada sin un maromo al lado?

Pues de esto va este tinglado.







 Con el humor y sinceridad a las que nos tiene acostumbrados/as, Hydre nos anima a denunciar todas esas escenas (tanto en medio escrito como audiovisual) que hacen que nos tiremos de los pelos. Esas situaciones que promueven las relaciones tóxicas y la autoestima basada en una relación. Esos diálogos en los que se le dice a una persona que debe hacer, ponerse y como comportarse para sentirse realizado como mujer/hombre. Esos personajes tanto femeninos como masculinos que son un cliché desesperante.

Pásate por su blog y  lee más sobre la iniciativa que a Blogger le hacía tanta falta.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...